Compartir

Aunque ahora esté considerada como una de las mejores actrices de Hollywood, la vida no siempre ha sonreído a Scarlette Johansson. La actriz, que ha llegado a embolsarse 18 millones de euros por su papel en 'Los Vengadores', encabeza una de las campañas de sensibilización de 'Feeding America', una iniciativa de su compañero de reparto Jeremy Renner y que pretende unir fuerzas para combatir el hambre infantil en Estados Unidos.

En el vídeo de la campaña aparece una Scarlette Jonhansson muy serie, sin maquillar y mirando a la cámara. “Mi familia necesitó la ayuda de la asistencia pública y tuvimos que recibir comida de los servicios sociales“, confiesa la actriz.

Nacida en Nueva York, de padres danés y madre judía, Johansson era la menor de cinco hermanos y ha asegurado que en su casa “había poco dinero“. 

La actriz es una de las estrellas de Hollywood que ya forma parte de esta campaña. “Los niños que luchan contra el hambre en américa son 16 millones, eso se traduce en que uno de cada cinco hijas, hijos, compañeros de clase o amigos no sabe cuándo tendrán su próxima comida. Por si esto fuera poco, cada año se pierden millones de kilos de buena comida“. Johansson aporta estos datos para así concienciar a la población y que el hambre no sea un tema que pase desapercibido. “El hambre infantil en Estados Unidos es un problema real y, a menudo se pasa por alto, pero es algo que, juntos, podemos arreglar“. 

Scarlette está viviendo ahora su momento más dulce. En septiembre de 2014 nació su hija Rose Dorothy y semanas después se casaba con el hombre de su vida, el periodista francés Romain Dauriac.