Compartir

La vicepresidenta del Gobierno no tiene sangre andaluza, pero ha demostrado en la Feria de Sevilla que tiene arte suficiente para bailar flamenco con soltura. Después de una dura sesión de control en el Congreso, Soraya Sáenz se Santamaría se 'soltó la coleta' y disfrutó de lo lindo en una caseta de la capital hispalense.

El vídeo, publicado por Andaluces Diario, muestra una cara de la vicepresidenta que hasta ahora no habíamos visto. Soraya se deja llevar por la música, incita a bailar a los 'mirones' de la caseta y juega con el mantón que le presta su compañera de festejo.

Por su vestimenta, el traje de chaqueta que había lucido durante la jornada en el hemiciclo, parece que se trataba de un viaje relámpago para desconectar de la rutina y hacer una visita a sus compañeros de partido.

Según publica el citado medio, el fantástico documento fue grabado en una caseta particular, donde Soraya estuvo acompañada por el alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido, y por el Delegado de Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz.