Compartir

La mayoría de 'celebrities' están enganchadas a las redes sociales y, aunque para mantener siempre un contacto cercano con sus fans están muy bien, otras muchas veces les juegan muy malas pasadas.

La última víctima de Instagram ha sido Michael Bublé. El cantante colgó una imagen pensando que iba a ser graciosa, sin embargo el resultado ha sido más bien el contrario al que buscaba.

En la foto que ha desatado la polémica se ve a Bublé en lo que parece la recepción de un hotel y en el fondo, de espaldas, una mujer. Junto a esta imagen, en la que el canadiense posa con una cara de lo más extraña, había una serie de etiquetas que, entre otras cosas, rezaban: 'shorts hambrientos', 'foto del día', 'sólo en Miami', o 'bonito culo'.

Tras colgar la imagen en Instagram no han tardado en lloverle las críticas, y han sido muchos los que han acusado al cantante de ser un machista y un sexista. En los comentarios, alguien llegaba a decirle que tuviese más respeto porque la mujer de la que se burlaba en la imagen “es la hija de alguna persona”.

Además, otros muchos también han criticado que la imagen fue tomada por la propia Luisana Lopilato, la mujer del cantante.

Ante el aluvión de críticas, a Michael Bublé no le ha quedado más remedio que disculparse por la imagen. Ha asegurado que le duele profundamente que la gente piense que insulta a las mujeres o a cualquier ser humano. “No me enseñaron eso y no es mi carácter. Lamento que haya gente que encuentre la foto ofensiva. No fue y no es mi intención”, ha aclarado un poco después de subir la imagen.