Compartir

Ortega Cano ya se encuentra de nuevo en la cárcel de Zuera (Zaragoza) después de disfrutar de unos días de permiso durante la Semana Santa. El diestro se despidió en esa zona de su pareja, Ana María Aldón, a la cual se le vio visiblemente emocionada en esos difíciles momentos.

Ana María Aldón es, según muchos, la gran culpable del renovado cambio de look que ha presentado Ortega Cano durante los últimos meses. Un aspecto mucho más juvenil del que lucía años atrás pero que según han confirmado el torero no es cosa de su actual pareja.

Al ser preguntado por los medios de comunicación a la entrada de la cárcel de Zuera, Ortega Cano aseguraba, entre risas, que no era el primer hombre que tenía canas, algo que se tomaba con bastante humor. “Tengas unas canitas porque soy Cano de apellido y Cano de tine. Yo me tiño sólo, entiendo de peluquería, explicaba el torero en declaraciones recogidas por Chance.

Ortega Cano terminará su condena previsiblemente en los próximos meses, ya que se encuentra a la espera de que le concedan el tercer grado. Por el momento, ya ha disfrutado de dos permisos penitenciarios que ha aprovechado para rodearse de los suyos en tan complicados momentos.