Compartir

Iñaki Urdangarin y doña Cristina afrontan una nueva semana ajetreada en el proceso del caso Nóos, donde en tan solo unas horas la hija de don Juan Carlos deberá hacer depositar la fianza de 2,6 millones de euros establecida por el magistrado José Castro. Mientras tanto, su marido se plantea declararse insolvente para no ejecutar la fianza de 16 millones fijada por el juez en concepto de responsabilidad civil. Sin embargo, acogerse a esta figura no le resultará sencillo a tenor de sus últimas vacaciones.

Según publica Vanitatis, ampliando una información desvelada la periodista Marisa Martín Blázquez en El programa de Ana Rosa, la familia Urdangarin-Borbón al completo ha disfrutado de unos días a todo lujo en la Toscana italiana.

Durante esta escapada de Semana Santa, el matrimonio cenó junto a sus cuatro hijos en uno de los locales más selectos de la zona, el Albergaccio di Castellina, un restaurante que puede presumir de una estrella Michelin. Allí coincidieron con varios españoles, a los que les habría sorprendido su naturalidad, sobre todo teniendo en cuenta su complicada situación con la Justicia.

Parece que este año la familia Urdangarin-Borbón se decantó por el glamour de la Toscana italiana, dejando atrás los parajes de Marruecos que visitaron en 2014, alojados por supuesto en un hotel de cinco estrellas.