Compartir

Los famosos no pueden relajarse ni un sólo segundo. Están en el punto de mira y sea cual sea el motivo, el 'látigo' de la crítica está preparado para atizar a todos y cada uno de ellos, independientemente de su éxito en las pasarelas, las pantallas o el escenario.

Esta semana, la protagonista de las críticas ha sido Lindsay Lohan, que ha subido una imagen a su cuenta de Instagram en la que se ha pasado de la cuenta con el Photoshop. En Internet hay mucho listo suelto y la han pillado con las manos en la masa. Aunque siendo sinceros, tampoco hay que ser un experto para darse cuenta de que la fotografía está retocada. La exestrella de Disney no parece estar muy contenta con sus curvas, ya que las ha reducido para que no se vean tal y como son.

Sin embargo, se le pasó por completo redimensionar la imagen y el fondo quedó deformado. ¡Cazada en toda regla!¡Y es que encima iba de negro y el fondo era blanco! Más torpeza junta imposible… Sus seguidores en Instagram se lo han recordado en más y más comentarios. Pero no es la única que se ha pasado… Hay unos cuantos casos en los que el Photoshop les ha dejado en evidencia