Compartir

Tras muchos años viviendo en Estados Unidos y poco tiempo después de nacer Leo, el primer hijo de Penélope Cruz y Javier Bardem, la pareja tomó la decisión de volver a España. Aunque todo el mundo tenía entendido que los actores vivían en Hollywood, lo cierto es que viven a 30 kilómetros de Madrid.

Concretamente, el matrimonio decidió reformar la casa de soltera que Penélope Cruz tenía en la Urbanización Valdelagua, en San Agustín del Guadalix, según informa el diario 'El Mundo'. Allí, la pareja vive con sus dos hijos, Leo, de 4 años, y Luna, de uno. Como vecinos, 'Pe' y Bardem tienen a la madre de esta, así como a sus hermanos Mónica y Eduardo. 

En un principio pensaron en la posibilidad de instalarse en La Finca, pero la descartaron por la cantidad de famosos por metro cuadrado que viven en ese terreno, asegura dicho medio. Lo que si desecharon desde el principio fue la idea de vivir en Los Ángeles. “Aunque tengo grandes recuerdos de Los Ángeles, no quiero vivir allí. No es el lugar donde quiero que crezcan mis hijos“, explicó en una ocasión la actriz.

Desde que se convirtieron en padres, Penélope Cruz y Javier Bardem centraron todo su trabajo en la educación de sus pequeños. En varias ocasiones se ha visto a Bardem recogiendo a su hijo Leo del colegio, acompañándolo a su clase de música en el municipio de San Agustín y paseando con el resto de la familia por las calles de este tranquilo pueblo madrileño. 

Lo cierto es que desde el nacimiento de sus pequeños, Penélope Cruz ha tenido que dejar a un lado su exitosa carrera profesional y dejar sus proyectos en uno o dos al año. “Probablemente haré una película al año, quizás dos, pero no más porque ahora tengo otras prioridades“, declaraba la actriz poco después de convertirse en madre.