Compartir

Tras su ingreso en prisión hace apenas dos meses, Isabel Pantoja está viviendo sus peores momentos, y esta semana ha tenido que ser ingresada en la enfermería de las instalaciones, tras sufrir un ataque de ansiedad. 

Tras pasar las Navidades dentro la cárcel de Alcalá de Guadaira y tras pasar un tiempo de asimilando los cambios de su nueva vida, parecía que la tonadillera estaba adaptándose a sus días en prisión. 

Además hace unos días saltaron los rumores de que durante estas semanas Isabel Pantoja podría haber encontrado el amor dentro de la cárcel, ya que según apuntó 'Sálvame Deluxe', pasa gran parte del día con un funcionario que trabaja allí, y que rondaría los 50 años. 

Sin embargo, Rocío Romero, una de las colaboradoras del programa de Ana Rosa, ha desvelado que Pantoja tuvo que ser ingresada a principios de esta semana en la enfermería de la prisión de Alcalá de Guadaira, tras haber sufrido un fuerte ataque de ansiedad. 

Al parecer, la cantante sufrió un ataque de ansiedad y angustia, a pocas horas de que su hijo Kiko Rivera entrase en la casa de Guadalix de la Sierra para concursar en 'Gran Hermano VIP'. Después de superar este episodio el médico le recetó unos tranquilizantes. Además, según la colaboradora del programa de Telecinco, también le habrían mandado unos complementos alimenticios ya que no tiene apetito. 

En cuanto a la entrada de su hijo Kiko Rivera al reality de 'Gran Hermano VIP', la tonadillera pudo verla en directo desde la televisión que tiene en su celda, y también seguirá los resúmenes que se emiten a diario, sobre el día a día en la casa, para no perder detalle de lo que hace su hijo, según el programa.