Compartir

José Ortega Cano ha salido de la cárcel durante unos días con un permiso de Reyes y antes de volver a prisión, ha pedido disculpas públicamente a la familia de Carlos Parra, la víctima mortal del accidente de coche que casi le cuesta la vida también al ex torero.

“Cuando se está cumpliendo una condena y asumes todo. Por supuesto el perdón está asumido y yo pido voluntariamente perdón a la familia, desde que pasó. Le rezo, porque soy una persona muy creyente. Ha sido un accidente, quiero ponerme a disposición de la familia como siempre”, ha dicho Ortega Cano.

En la misma comparecencia, el viudo de Rocío Jurado ha asegurado que su estancia en la cárcel le ha ayudado a reflexionar, pensar y poner las ideas en claro, para afirmar después que se encuentra muy bien tanto física (parece haberse quitado diez años) como mentalmente y mentalmente muy bien. Sobre su experiencia privado de libertad, ha señalado que “no hay mal que por bien no venga”.