Compartir

Pastora Soler y Joaquín Sabina han hecho las paces. Después de que el pasado sábado el cantante tuviera que abandonar su concierto en el BarclaysCard Center alegando que le había dado “un Pastora Soler”, la polémica estaba servida. Hasta la propia Mónica Naranjo se metió por medio pero apenas unos días después, pero a día de hoy todo parece solucionado y finiquitado entre todas las partes implicadas.

Ha sido una llamada del propio Sabina la que ha solucionado las cosas. Así lo difundía Pastora Soler en su cuenta de Twitter. “Gracias Joaquín Sabina por demostrarme con tu llamada que tu grandeza no es sólo artística. Gracias por tu explicación, tu apoyo y tu cariño”.

Una explicación en parte necesaria, ya que muchas personas no entendieron las palabras encima del escenario del antiguo Palacio de los Deportes de Madrid del propio Joaquín Sabina. Sea como fuere, como dice el refrán, rectificar es de sabios y el cantante ha demostrado estar a la altura, al igual que hace en cada actuación. Por eso, es todo un icono y referencia musical para miles de personas dentro y fuera de España.