Compartir

La autopsia del actor estadounidense Robin Williams ha desvelado que además de depresión, ansiedad y Parkinson en el momento de su muerte, sufría una enfermedad llamada demencia de cuerpos de Lewy, la cual sólo se puede confirmar durante una autopsia.

La familia de Williams está convencida de que esta demencia ha sido la causa de su suicidio. Así lo aseguraban fuentes cercanas a la familia a la revista TMZ. Este medio señala que la viuda declaró a la policía que el actor se había quejado de los fuertes efectos secundarios que le provocaba la medicación que tomaba para sus problemas.

Tras su muerte, su mujer aseguró que el actor se encontraba en “las primeras fases de la enfermedad del Parkinson“. La medicación parkinsoniana puede contribuir a la confusión y a las alucinaciones.

La demencia con cuerpos Lewy es un tipo de demencia que comparte muchos síntomas con el Alzheimer y el Parkinson. Los pacientes con este tipo de enfermedad también sulen sufrir alucinaciones visuales o auditiva, aunque estas últimas son menos frecuentes, por lo que la familia tiene claro que esto fue la causa que llevó a Williams a quitarse la vida.

La autopsia también desveló que el actor no había consumido alcohol ni drogas antes de su muerte, el pasado11 de agosto, a los 63 años de edad.