Compartir

Enrique Ponce y su socio han sido imputados por un juez de Córdoba por un presunto delito de estafa. 

Según dicta el auto, del que ha informado hoy la Cadena SER, tanto el torero como su socio, Tomás Poblaciones, estarían imputados por una presunta estafa en la venta de una finca en Jaén.

Por este motivo, Ponce y Poblaciones fueron denunciados por dos empresarios que habrían actuado como intermediarios en la operación de compraventa de la finca. 

Según detalla el auto, los dos empresarios explican que el torero y su socio les encargaron encontrar un comprador para su finca de Jaén, a través de su empresa Cetrina, y les prometieron una comisión. 

Los intermediarios han denunciado que dicha comisión nunca se llegó a poner por escrito sino que se quedó en un simple acuerdo verbal, y han decidido denunciar a Ponce porque no les habría pagado los acordado por encontrarle comprador para la finca. 

Ahora, ambos empresarios reclaman cobrar 178.000 euros como comisión por la venta de la finca del torero, que se realizó el pasado mes de enero. 

Personas cercanas a Enrique Ponce han negado los hechos y aseguran que la denuncia por parte de los dos empresarios solo tiene como objetivo dañar la imagen del torero, según ha publicado Cordopolis.