Compartir

Desde que saltase a la fama, pese a no haber pisado aún ningún plató de televisión ni concedido una entrevista, la hija de Mariló Montero va camino de convertirse en una de las 'it girls' del momento y no es para menos. Rocío Herrera ha impresionado a todos por su gran belleza y parecido a su madre y ya trabaja en varias campañas publicitarias, que compagina con su carrera de Administración y Dirección de Empresas.

Sin embargo, más que ser envidiada por ser hija de la presentadora más polémica del momento, con permiso de Toñi Moreno, Rocío Herrera puede presumir de un novio muy atractivo. Se llama Jaime Conde y, según Morninglory, llevan saliendo desde hace al menos dos años. Este apuesto joven es hijo del fallecido actor José Conde, conocido por participar en series de éxito como 'Sin tetas no hay paraíso', 'El comisario' o 'Médico de familia'.

Sin duda, Jaime ha heredado de su padre el atractivo y el poder de seducción, con el que ha enamorado a la hija de Mariló Montero. En el perfil de Instagram del joven podemos encontrar numerosas fotos que demuestran el amor de la pareja y el gran recuerdo que guarda de su padre.

Hace nueves meses, el hijo de José Conde le dedicaba estas bonitas palabras al actor:Hoy 24 de enero, es uno de los días más importantes para mí y mis seres queridos, marco un principio y un final en mi vida. Muchos de mis recuerdos son el día a día con mi padre. La ilusión de cada mañana al verle despertar, la vitalidad que transmitía, la manera que tenia de hacerme sonreír tanto a mi como a todas las personas que le rodeaban. Perder a un padre y mejor amigo duele más que nada en el mundo. Pero más duele no saber nada de su paradero a lo largo de un mes, un mes sin saber dónde está la persona que más quieres en esta vida, pero sí saber lo que probablemente haya sucedido. Mi sueño es poder escuchar su voz por última vez, poder notar sus brazos agarrándonos fuerte o incluso cogerle la mano y mirarle a los ojos, ya que su mirada y su sonrisa eran las mejores “palabras” que podría recibir de él. Pero aquí sigo, luchando día a día y poniéndole una sonrisa como medianamente puedo a cada problema. Mi padre decía que: “todos tenemos derecho”. Tenemos derecho a ser felices, a equivocarnos, a intentar conseguir objetivos. Tenemos derecho a fallar, a sufrir y a disfrutar. Pero sobre todo a ser nosotros mismos. ( tomaré nota de estas sabias palabras ) Era una persona con un espíritu único. Por donde fuera, transmitía, seguridad, amor y paz. Como yo siempre digo, le sacaba una sonrisa a cada problema. Sigue animándome día a día, como has hecho hasta ahora, para que pueda luchar y seguir siendo fuerte. TE QUIERO MAESTRO“.

Su muerte supuso un gran impacto para su familia y el mundo de la interpretación. Con solo 56 años, el cuerpo del actor fue encontrado en un edificio abandonado del distrito madrileño de Ciudad Lineal, tras estar más de un mes en paradero desconocido. El año de la terrible pérdida, 2011, lo lleva marcado Jaime en el pecho, en un tatuaje junto al retrato de su padre sonriendo, como siempre será recordado.

Nadie encuentra su camino, sin haberse perdido varias veces… Buenas días 💪

Una foto publicada por Jaime Conde (@jaimeconde24) el