Compartir

Rocío Flores Carrasco, la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores, ya está acaparando titulares apenas unas horas después de haber cumplido 18 años. La imagen de su cara se hizo ayer pública coincidiendo con su fecha de cumpleaños y ya está dando qué hablar.

La hija de la pequeña Rociíto no tiene relación con su madre, presentadora del programa retirado 'Hable con ellas', y lo ha querido dejar muy claro a través de su cuenta de Twitter. “Interiormente, por suerte, me parezco a mi padre”, escribía Rocío Flores, quien parece sentirse muy orgullosa de su padre.

Su familia siempre ha acaparado portadas y más portadas en el mundo del corazón, por lo que no ha dejado pasar la oportunidad de convertirse en la nueva Chabelita de la prensa rosa. Eso sí, no está embarazada, que sepamos.

En el año 2012 abandonó el nido de su madre y voló a vivir con Antonio Flores, ya que ambos están separados. No se sabe mucho del por qué tomó esta difícil decisión, tan solo que se debió a “un problema doméstico muy grave”.

Rocío Flores, que hasta ayer mantenía su anonimato en las redes, ya ha abierto su cuenta para todos los públicos. Desde @rotrece publica sin pelos en la lengua cuánto se alegra de no vivir con su madre y que no le apetece nada de nada tener relación con su madre.

También se puede ver el orgullo que tiene Rocío Flores por ser quién es. Mucho amor a su abuela, Rocío Jurado, que la echa mucho de menos por las fotografías y vídeos que sube de ella.

Con quien sí mantiene una buena relación es con su tía Gloria Camila, con quien se lleva poca diferencia de edad. Con ella ha aparecido en algunas imágenes en redes sociales con mensajes como éste: “No hace falta que llevemos años juntas, si no que se demuestre más que años, ella y yo nos entendemos”.

También se lleva muy bien, al parecer, con la actual mujer de Antonio David, con quien se casó su padre en 2009, y quiere mucho a su hermana pequeña Lola, nacida de este matrimonio en 2012.