Compartir

Letizia, que ayer presidía su primer desfile del 12 de octubre como Reina de España, a lo mejor estuvo más atenta en mirar a algunos militares que a otros. No sería de extrañar porque el hombre más guapo del universo, Rubén López, exhibió todo su orgullo como soldado sin pensar por un día en las pasarelas.

El Míster Universo de 22 años es un militar español jaenés, estudiante de educación, que se ha coronado con el título supremo de la belleza masculina y no pierde su pasión por su profesión. Como cualquier otro compañero suyo de cuartel, ayer desfiló en la primera Fiesta Nacional para los Reyes de España.

Fue el foco de todas las miradas, aunque fuera difícil encontrarle entre tantos. López pertenece a la brigada acorazada número 2 y es considerado un militar ejemplar entre sus compañeros. El joven ha logrado un doble sueño: representar a España como el chico más guapo del mundo, por un lado, y por otro, desfilar ante el Rey.

Aunque a Rubén López le gustaría abandonar su labor de militar y subirse a las pasarelas o a los focos del mundo de la publicidad, ayer en el 12 de octubre fue todo un reclamo. Tanto compañeros soldados como las personas allí presentes que le divisaron querían hacerse una foto con él. El chico no pasa desapercibido.