Compartir

El popular actor Johnny Depp no oculta su coulrofobia, un miedo irrefrenable a los payasos. Declara que: “No sé si por la cara pintada o por la falsa sonrisa. Son espeluznantes. Siempre parecen estar al acecho, como si debajo de esa apariencia se escondiera un demonio”.
   

Los expertos coinciden que lo que más suele aterrorizar a las personas que padecen esta fobia es el maquillaje excesivo, la nariz roja y el normalmente chillón color de pelo y encuentran el origen en algunamala experiencia con estos personajes durante la niñez.
  

 Pese a no ocultar su fobia Depp siempre ha intentado luchar contra ella y ha interpretado papeles en los que su caracterización no dista mucho de la de un payaso, como cuando se metió en la piel del Sombrerero Loco de la película Alicia en el País de las Maravillas de Tim Burton.