Compartir

Natalia Verbeke y Jaime Renedo parecen haber tenido un final bien diferente al que todo el mundo pensaba. Después de suspender la boda entre ambos sólo tres días antes de celebrarse, el chef ha confesado en la revista 'Semana' informaciones sobre los detonantes que han provocado que no se llevara a cabo el enlace matrimonial.

Jaime Renedo ha querido aclarar que las primeras fuentes que añadían las diferencias entre ambos estaban completamente equivocadas. Según sus palabras, ambos habían decidido romper de mutuo acuerdo hace dos meses, una situación que ya habían comunicado a sus respectivas familias.

El chef ha negado de forma taxativa que existan fotos suyas en las que aparezca en una situación comprometedora con una mujer que no sea Natalia Verbeke.

Otra de las situaciones que se plantean, y sobre la cual no se ha querido pronunciar el propio Renedo, es que los familiares más cercanos a la pareja parecían no tener una gran relación y que era un ingrediente que a largo plazo podía ser peligroso para la convivencia. 

Lo que sí que ha dejado claro ante los medios Jaime Renedo es que no hay marcha atrás con la ruptura. “Me he quedado tocado. No tengo en mente reconquistarla ni buscar una nueva pareja. Mi trabajo es lo primero”, confesó el conocido chef.

A pesar de haber zanjado su relación, la revista 'Diez Minutos' ha 'pillado' a ambos juntos en las últimas semanas aunque ha sido para repartir sus objetos personales y empezar por separado una vida nueva.