Compartir

Lina Morgan vuelve a casa. Tras diez meses hospitalizada en el hospital María Beata Ana de Madrid y después de que Twitter la diera por muerta, la actriz de 77 años ha abandonado el centro clínico con el alta de los médicos que le atendían desde el pasado mes de noviembre de 2013.

Una neumonía complicada por una infección provocaba el ingreso de Lina Morgan, que tras estar más de nueve meses en la UCI, fue trasladada a planta del centro hospitalario madrileño debido a una mejora relativa de su estado de salud.

Un tiempo largo en el que la actriz ha decidido no recibir visitas y en el que su chofer ha sido el único que ha tenido un contacto diario que ha tenido. 

Ahora, los médicos han fijado un calendario de recuperación en el que Lina Morgan deberá seguir el tratamiento y curar de esta forma definitiva su enfermedad. Para ello, se ha habilitado un espacio especial en el domicilio de la artista.