Quantcast

Concha Velasco, fuerte contra el cáncer: “Se me rompen las uñas y cae el pelo”

Para Concha, el trabajo es una de sus prioridades, pues ante todo ella quiere seguir estando activa y haciendo lo que mejor sabe hacer, actuar. Sin embargo, tras varias operaciones a las que se ha sometido, incluyendo el linfoma, está claro que el cansancio hacen mella. Ella no se rinde como refleja su propia mirada

Y es que asegura que el peor de los trances por los que ha pasado fue la operación de peritonitis, en la que, propias palabras de la actriz estuvo “a punto de morir”

Con estos ingredientes, ella lo tiene muy claro: “Tengo que se ser ejemplo de alegría”, afirmaba la actriz para el diario. La actriz se tendrá que seguir sometiendo a revisiones y analíticas mensuales hasta el mes de enero, pero no es ha menguado su sonrisa. Muy bien cuidada por su familia y por sus compañeros de profesión, asegura que la tristeza no se encuentra por ahora entre sus sentimientos predilectos.

Para Concha Velasco, la enfermedad realmente le ha cambiado la vida: “Me han cambiado las prioridades. Yo soy más cigarra que hormiga, soy de las de 'carpe diem'… Y me he dado cuenta de que eso es muy bonito para decirlo como frase, pero que hay que cuidar no solamente los bienes materiales para no terminar en la calle, si no que hay que cuidar la salud”.

Ella cuenta que los médicos le han recomendado no tomar medicamentos: “Me han prohibido tomar ningún medicamento. Se me están rompiendo las uñas, y ahora sí que se me está cayendo el pelo, porque no puedo tomar ninguna pastilla hasta el día 29. Ni aspirinas. Creo que la preocupación la estoy llevando a un límite excesivo. Pero yo me automedicaba mucho, y eso se acabó”, explica la actriz.

Concha Velasco volverá a los escenarios el dia 26 de septiembre en Zaragoza, con la obra Olivia y Eugenio. Una obra en la que interpreta a una mujer con cáncer terminal y un hijo con Síndrome de Down. Un papel difícil pero del que ha podido superar las dificultades.

Comentarios de Facebook