Compartir

La afición de Sergio Ramos por los caballos lo llevó este pasado miércoles hasta Villanueva de la Serena (Badajoz). El central del Real Madrid acudió a la localidad pacense acompañado de su padre y de su cuñado tras haber completado la sesión de recuperación en Valdebebas después del partido del martes ante el Basilea.

Pero su breve estancia se complicó cuando la noticia sobre su presencia en el pueblo corrió entre los vecinos. En ese momento, decenas de fans se arremolinaron a las puertas de un establecimiento hostelero para realizarse fotos con el madridista, quien casi tuvo que salir huyendo a lomos de su nuevo caballo.

Ramos llegó a valorar la posibilidad de refugiarse en una iglesia para evitar a la multitud y, tanto fue el revuelo, que finalmente intervino la Policía Local para poner orden

El central del Real Madrid ya cuenta con más de 15 caballos en su finca de Camas (Sevilla), su ciudad natal. Sus ejemplares han participado en varios concursos de renombre en el mundo del caballo, incluso adquirió seis yeguas árabes y las ha inscrito en la Asociación Española de Criadores de Caballos Árabes.