Compartir

El atleta paralímpico Oscar Pistorius ha sido declarado culpable de homicidio involuntario por la muerte de su novia, la modelo Reeva Steenkamp el pasado 14 de febrero de 2013.

Así lo ha declarado este viernes el Tribunal Superior de Pretoria, después de que la juez Thokozile Masipa interrumpiera la lectura del veredicto a primera hora de la tarde del jueves.

En la primera parte del veredicto, el atleta sudafricano fue declarado 'no culpable' de asesinato premeditado, por lo que se libró asi de la cadena perpétua.

Esta negligencia implica que Pistorius sea condenado por homicidio, un delito que como máximo esta penalizado en Sudáfrica con quince años de prisión.

Pistorius disparó contra su novia a través de la puerta del baño, presa del pánico, al pensar de que se trataba de un ladrón. La juez ha declarado que el atleta lo hizo de forma voluntaria y “negligente”, aunque eso no implica que buscara matar a quien estaba al otro lado. Aun así, asegura que “una persona razonable” habría tomado otras medidas.