Compartir

Mike Tyson anda por Canadá con el espectáculo que protagoniza, 'Mike Tyson: Undisputed Truth', y a su paso por Toronto fue a la televisión local y visitó a su polémico alcalde, Rob Ford, conocido por sus escándalos con las drogas y el alcohol y sus relaciones con grupos narcotraficantes de la ciudad.

Ante las cámaras, Tyson alabó a Ford y se refirió a él como “el mejor alcalde Toronto”. Y entonces el presentador del programa le preguntó a Tyson si ese apoyo a Ford, que se encuentra en plena campaña para su reelección, no sería perjudicial después de haber sido condenado y encarcelado por violación. 

Tyson enmudeció unos segundos, para luego espetarle al periodista: “Es interesante que parezcas tan simpático pero en realidad seas un mierda”. Y a partir de ahí, por más que el presentador intentó mantener el tipo y continuar con la entrevista, Tyson siguió llamándole mierda a cada pregunta que le hacía. Así que la entrevista terminó antes de lo previsto.