Compartir

Tengo todas las pruebas pertinentes, todas las pruebas que demuestran mi inocencia y nada solamente estoy esperando el día para sentarme delante de esta señorita y solucionar este tema porque no puedo más con él”. Estas palabras corresponden a Álex Casademunt, el que fuera concursante de 'Operación Triunfo' que ha sido acusado de agresión por su expareja Lucía Sánchez.

La joven cambió de opinión en los últimos días tras haber retirado en las últimas semanas la pertinente denuncia por unas presuntas agresiones y demandó, por orden de su abogada, al cantante por coacciones y vejaciones producidas en los últimos días. Una notificación judicial que evidentemente no ha sentado nada bien al 'triunfito'. 

“Yo he sido el coaccionado, cuando estaba con otras personas ella era la que me amenazaba. Imagino que esto lo ha hecho por el celo y la locura. A mí me encantaría que esta mujer tuviera un parte psicológico. No está bien de la cabeza”, afirmaba dolido el cantante.

Habrá que esperar al juicio, previsto para dentro de unas semanas, para ver como evoluciona esta guerra abierta.