Compartir

Jennifer Lawrence se ha encontrado con una importante traba en el asunto de sus fotos íntimas filtradas hace unos días. 

Según ha revelado el portal de TMZ, los derechos de las imágenes no pertenecen a la popular actriz sino a la persona que disparó a la cámara. 

Por este motivo, Lawrence se ha encontrado con una importante brecha jurídica a la hora de denunciar el robo de las imágenes en las que aparece posando desnuda. 

La protagonista de la saga 'Los Juegos del Hambre, que ha sido una de las más perjudicadas en la ya conocido como escándalo 'celebgate', solo tendría los derechos de las fotos que son selfies, pero no del resto. 

El abogado de Jennifer Lawrence ya ha denunciado a varias webs pornográficas por publicar las imágenes, ya que a pesar de todo el derecho a la intimidad de la actriz ha sido vulnerado.