Compartir

El viudo de Concha García Campoy, Vicente Gómez, acudió ayer a un juicio en la Audiencia de Barcelona y se enfrenta ahora a una condena de cinco años de cárcel por un delito de apropiación indebida.

Supuestamente, el productor cinematográfico Vicente Gómez se habría apropiado de 270.687 euros procedentes de una empresa que había absorbido su sociedad, Lola Films, empresa matriz que en 2007 se convirtió en dos diferentes: Lola Films 2002 y Lola Films Internacional. Lola Films 2002 absorbió la compañía de Vicente Gómez con dos de sus títulos cinematográficos.

En 2008 una sentencia de la Audiencia de Barcelona ordenó pagar a Lola Films 270.000 euros procedentes de subvenciones del Ministerio de Cultura, bloqueadas debido a una demanda por derechos intelectuales. La productora ganó la demanda y Vicente Gómez mandó a uno de sus empleados cobrar dicha cantidad, que se cobró en metálico el 24 de diciembre de 2008, presuntamente a sabiendas de que esos 270.687 euros le pertenecían a él, sino a los compradores de la productora.

En su declaración en el juicio, Gómez indicó que ingresó la cantidad de 270.687 euros en la sociedad que administraba, Lola Films Internacional, porque dicha cantidad procedía de un pleito del que él se había hecho cargo y había ganado, ya que estaba relacionado con las películas de las que él posee los derechos.

Sin embargo, desde Lola Films 2002 interpusieron una querella en la que acusaron a Vicente Gómez de no haber sido informados del pleito que el productor mantenía con el Ministerio de Cultura hasta que se percataron de que estaban embargadas.

Además de la pena de cinco años de cárcel, el fiscal también pide que Vicente Gómez devuelva el dinero a Lola Films 2002.