Compartir

Después de mucho sufrimiento, la vida de Francis Montesinos va recuperando poco a poco la normalidad. Hace un par de semanas, un juez decretaba la libertad en provisional con cargos del diseñador tras ser imputado por presuntos abusos sexuales a dos menores.

Al parecer, según apunta la revista 'Vanitatis', los padres de esos menores acudieron al juzgado la pasada semana para eludir de cualquier responsabilidad al diseñador. La madre de uno de los menores apuntó en los tribunales que su hijo se confundió a la hora de dar el nombre de la persona que intentó abusar de él.

Eso sí, Montesinos se encuentra todavía en shock. Los más cercanos a su persona han calificado, como apunta la propia revista, como “el momento más duro de su vida” y con la firme sensación de que su buena imagen quedará deteriorada. 

A pesar de estas buenas noticias para el modisto, todavía deberá pasar por los tribunales. En este caso como testigo en un delito cometido en su casa durante el pasado verano.

Por el momento, Francis Montesinos guarda silencio ante una de las etapas más complicadas a las que se ha tenido que enfrentar.