Compartir

La muerte del famoso cocinero Darío Barrio en el Festival Internacional del Aire (FIA) El Yelmo puso la Sierra de Segura en el epicentro informativo entre la tarde del viernes y el sábado. La noticia corrió como la pólvora y suscitó gran interés. El drama fue tremendo en Jaén, entre los aficionados a los saltos y en el mundo de la cocina española.

Para añadir indeseado morbo, a los dos hijos del chef, que se encontraban en el municipio segureño, los tuvo que recoger su madre, que llegó desde Madrid para hacerse cargo de ellos. Pero todo el mundo se volcó con los pequeños y su madre. 

El director técnico del FIA, Ramón López, describió a Darío Barrio como “un saltador top”: “Tenía una gran experiencia, y en ocasiones cuesta creer que pasen estas cosas, ya que suele haber un control muy alto en la seguridad por parte de los practicantes“. También tuvo palabras de ánimo para los familiares del fallecido.

LOS INVESTIGADORES ESTUDIAN EL SALTO DE BARRIO

Darío Barrio saltó desde una “paratrike” a 2.500 metros. Según varios testimonios, pretendía hacer una pasada al lado de la torre del homenaje del Castillo de Segura de la Sierra. Los testigos presenciales, aficionados a los saltos contaron a los agentes de la Guardia Civil qué es lo que pudo suceder. Al parecer, al ver que no podía pasar por el lugar giró a un lado, puede que por falta de velocidad, y posteriormente se estrelló en una ladera de rocas, para después caer al camino de acceso a la fortaleza. También se estima que el paracaídas no se abrió o que fuera demasiado tarde cuando hubiera decidido hacerlo. 

Además, Barrio no estaba solo. Le acompañaban Armando del Rey, Santi Corella y Dani Román, expertos como él y amigos, ya que se trataba de un acto de homenaje a Álvaro Bultó, que estuvo presente en el FIA 2010

No es la primera vez que el festival El Yelmo se viste de luto. En julio de 2008, justo al comienzo de la importante cita, un aficionado sufrió un accidente con su parapente. El paraje de El Yelmo es uno de los preferidos por los aficionados al vuelo libre para practicar este deporte de aventura. El 21 de mayo de 2009 un parapentista de Alicante (Valencia) murió en Segura de la Sierra al estrellarse en las inmediaciones de la zona. Tenía 59 años y había salido a volar junto a otro tres aficionados, llegados desde Orihuela. Formaba parte de uno de los numerosos grupos que acuden al parque natural.