Compartir

Con tan solo quince años, Brooklyn Beckham trabaja en una cafetería de Londres como ayudante de camarero recogiendo mesas, sirviendo bebidas e incluso pasando la escoba, según informa el diario 'The Sun'. La práctica de poner a trabajar a los hijos a tiempo parcial los fines
de semana es muy habitual en la sociedad británica y David y Victoria
siempre han querido inculcar a sus hijos el sentido de la
responsabilidad
, según el diario.

Que el matrimonio Beckham aparezca en la lista de británicos más ricos de 'The Sunday Times' con una fortuna de 252 millones de euros no ha impedido que su pequeño conozca el esfuerzo y sacrificio que suponen un trabajo tan duro como la hostelería. Esta decisión se debe a que “los Beckham quieren que Brooklyn conozca el valor del dinero”, según ha declarado un portavoz del matrimonio. El sábado fue el primer día de trabajo del hijo del futbolista y la cantante en la cafetería y muchas jóvenes han manifestado por Twitter que pretenden ir a Londres solo para verle.

Brooklyn Beckham ya había trabajado como modelo en la portada de la revista británica Man About Town y es aficionado a los deportes, en concreto al fútbol, ya que tiene habilidades con el balón como su padre David Beckham.