Compartir

Cristiano Ronaldo no pasa por su mejor momento en el Real Madrid. Las lesiones le han hecho perderse los últimos partidos de Liga y su presencia en la final de Lisboa no está del todo asegurada.

Por fortuna para él, su vida personal está mucho más consolidada. El portugués ha encontrado en Irina Shayk a su mejor confidente, hasta tal punto que hayan decidido dar el paso de posar desnudos en la revista Vogue.

La pareja ha sido fotografiada por Mario Testino en el domicilio que comparten ambos en Madrid. Es la primera vez que posan en una misma sesión después de tres años de relación.

La sesión fotográfica viene acompañada de una entrevista en la que CR7 destaca que “Irina es la mujer más hermosa del mundo y que trabajar con ella ha sido algo muy especial”.

El futbolista del Real Madrid parece seguir la estela de David Beckham, un jugador con peso tanto dentro como fuera del campo.