Compartir

La revista US Weekly ha sido acusada de editar la portada de
su último número, donde el  joven infante
inglés, el príncipe Jorge, se ve estupendo. Sus carillos son sonrojados y sus
ojos de un azul muy intenso… Pero nada más lejos de la realidad. En las páginas
interiores vemos como en realidad sus ojos son más oscuros, y sus carrillos de
un color carnoso y saludable
. La revista ha declarado que únicamente pretendían
realzar los atributos naturales del pequeño.

La revista OK! Por el contrario, ha decidido voltear
horizontalmente las imágenes de Jorge para mostrar su lado más favorable. La Casa
Real Británica no  ha tardado en pronunciarse,
al menos en las rede sociales:  “uno se
da cuenta lo lejos que llega la fotoedición en un medio cuando se edita las
fotos de  un bebé”.