Compartir

Un hombre, que acababa de robar el Banco Tokyo-Mitsubishi, salió corriendo cuando se percató de que el mismísimo Bill Murray caminaba por ahí y no pudo evitar detenerse para hablar con él. Los agentes de policía aprovecharon ese momento para detenerlo.

“Vi que este hombre corría por la calle con una bolsa en la mano y se dirigía hacia mí. De repente, me reconoció y se detuvo para preguntrarme si yo era Bob Harris, el personaje que interpreté en 'Lost in Translation'. Yo le dije: Claro, ¿por qué no?. Entonces, empezó a decirme lo mucho que me amaba y lo genial que pensaba que era. Educadamente, le respondí que eran unas palabras muy bonitas las que me decía. Después me dio las gracias y apareció la policía para abordar al hombre” dijo Murray, según las declaraciones que recoge el 'National Report'.

Cuando el ladrón fue detenido, llevaba consigo un cuchillo y una bolsa con cuatro millones y medio de yenes japoneses. Ahora el hombre se encuentra bajo custodia policial.

El gerente del banco en cuestión ha querido agasajar a su particular héroe con una gran ceremonia para entregarle un premio. Pero Bill ha querido dejar claro que él no se considera un héroe y matizó que “los verdaderos héroes son los hombres y mujeres del Departamento Metropolitano de Tokio”.

Por si alguno no se había fijado en la fuente, efectivamente, la noticia está sacada del 'National Report', un diario cuyas noticias son fakes. A nosotros nos gustaría añadir que hubiera sido genial haber podido dar esta noticia como real y dejar a Bill como el héroe del día.