Compartir

La promoción de estas nuevas patatas se basa en que según la cadena tienen gran sabor y contienen un 30% menos de grasa que las patatas fritas de su competidor, gracias a la forma de freirlas. Con estas características, quién mejor para promocionarlas que el polifacético Mario Vaquerizo, al que hemos visto tantas veces preocupado por su cuerpo.

Durante todo este fin de semana, 7 y 8 de marzo, se han regalado estas patatas a todo aquel que se ha acercado a algún establecimiento de Burger King, muchos de ellos buscando que su estrella, Mario Vaquerizo, fuera el que les sirviera, pero no todos han tenido esa suerte. En el establecimiento de Gran Vía y enfundado en el atuendo característico de sus trabajadores se encontraba la pareja de Alaska, que abrumado por tanta afluencia de público ha conseguido colaborar exitosamente con esta “paranormal” campaña publicitaria.

El éxito ha sido tal que muchas fans de Mario se han encargado de colgar en las redes sociales el video en el que se puede ver al artista atendiendo sus pedidos, pero rodeado de flashes.