Compartir

Hace unas semanas conocíamos que un ciudadano de EEUU estaba recogiendo firmas para deportar a Justin Bieber del país.

Lejos de quedarse en una anécdota, esta solicitud ya cuenta más con 245.000 firmas, y ya hay quien incluso apoya esta iniciativa públicamente. Es el caso de Mark Warner, un senador de Virginia. El demócrata aseguró en una entrevista de radio que va a firmar la petición y posteriormente volvió a dejar clara su intención a través de Twitter.

Su voluntad de unirse a esta propuesta se basa en que considera que Justin Bieber es una “mala influencia para los jóvenes”. Y es que desde luego, la joven estrella canadiense últimamente no deja de meterse en líos. Por eso, durante la entrevista, el senador Warner comentó: “Como padre de tres hijas, ¿dónde tengo que firmar?”

La petición ya ha sido enviada a La Casa Blanca y, al haber superado las 100.000 firmas, el gobierno de Obama deberá responder pronto esta petición.