Compartir

Tras cumplir 46 años este pasado jueves, el Príncipe tenía el día de su cumpleaños más que planeado: por la mañana con la Brigada Paracaidista Española, por la tarde con su mujer y sus hijas y por la noche una cena a solas con Letizia.

Según ABC, la velada con la princesa estuvo previamente planeada, concretamente desde el pasado 22 de enero, cuando los Príncipes visitaron la Feria Internacional del Turismo (FITUR) y degustaron algunos de los platos del joven cocinero David Muñoz.

Esta nueva estrella de los fogones, es dueño del restaurante DiverXO, muy de moda en la capital. El Príncipe aprovechó el encuentro en FITUR para pedir a David Muñoz si les podría reservar una mesa para dos el 30 de enero, el día de su cumpleaños.

Este nuevo detalle conyugal, hace cada vez más lejano esos rumores de crisis que hicieron saltar las alarmas cada vez que los Príncipes de Asturias hacían su vida por separado. Además de esto, como afirma ABC, Letizia, presionada por su papel de Princesa, ha afirmado que ese tipo de vida solo se aguanta por amor. Algo que no significa que su relación con Felipe no tenga sus más y sus menos, y es que, con casi diez años de relación y como toda pareja estable, los Príncipes tienen derecho a tener sus malas rachas.