Compartir

Michu, lanovia de Ortega Cano, se derrumbó ayer en su visita al Sálvame Deluxe y confesó que José Fernando, el hijo de Ortega Cano “es adicto desde que lo conozco”. Aún más, “si se rehabilita de su adicción también tiene el problema de la bipolaridad”, aseguraba a Jorge Javier.

Tras su detención por agredir a un hombre y robarle el coche junto a un club de alterne llamado 'El Rey 2000', en la localidad sevillana de Castilleja de la Cuesta, las oscuras turbulencias que rodean la vida de José Fernando comienzan a aflorar.

Michu ha insistido en que su novio necesita “un médico que lo trate” y, a preguntas de Jorge Javier, confesó que había sido agresivo con ella “pero nunca ha llegado a maltratarme”. “Ahora mismo mi corazón es de él aunque no quiero estar con él. ¿Qué me espera con él?“.