Compartir

La noticia la daba el colaborador de la cadena , Kiko Hernández. Tenía una primicia que afectaba a Belén Esteban: Su compañera iba a recibir en poco tiempo una mala noticia: “Lo va a recibir en papel, es una demanda”. Es más, según Kiko, la demanda que va a recibir es por hechos ocurridos en el programa 'Sálvame diario' desde el año 2008: “lo último que aparece es su intervención en 'Sálvame Deluxe', cuando comenta que su hija escucha en Ambiciones una palabra que no voy a repetir aquí y que la escucha refiriéndose a ella, a la madre, 'p'… y lo que sigue”.

Belén Esteban se sentaba en el 'Deluxe' y se mostraba escéptica y muy tranquila ante esta noticia: “He llamado a Jesulín y no me ha cogido el teléfono. No me quiero adelantar a acontecimientos y cuando me llegue la demanda ya veré”, sentenciaba.

Según Kiko Hernández iba adelantando claves de lo que pretendían los 'Campanario', la colaboradora se fue 'encendiendo': “Si me quieren demandar que me demanden, y o también tengo un as debajo de la manga. Si mi hija tiene que pisar un tribunal por esto entonces sí que se lía”.

“Yo voy a demostrar lo que haga falta porque tengo a la persona que lo puede demostrar que es mi hija”, continuaba Belén. Según el colaborador la demanda ascendería a los 400.000 euros. “Si tengo que pagar los 400.000 euros entonces le pediré los atrasos a Jesulín”, respondía irónica.