Compartir

La tempestad. con Miley Cyris y su nuevo videoclip, 'Wrecking Ball', llega después de la calma. Era lo esperabble. “Nos arañamos, nos encadenamos nuestras corazones en vano… Saltamos sin preguntar por qué…”. Sí, es verdad, Miley se pone sentimental en su nuevo trabajao, pero es un espejismo ya que su imagen sigue siendo transgresora. Tras una estrofa en la que se abandona a las emociones, Cyrus pasa a la acción y se dedica a lo que mejor sabe hacer. Provocar, desnudarse y lamer objetos… en este caso un mrtillo pilón.

Pero que lo cierto es que, tras el comienzo lacrimógeno -literalmente hablando- todos lop recursos queno son muchos van dirigidos a levar la temperatura corporal. En un escenario minimalista, conformado por un muro y una bola gigante, Cyrus la emprende a martillazos con el atrezzo para después montar sobre la bola gigante sin más vestimenta que unas botas. El estreno nuevo videoclip, dirigido por Terry Richardson, ya está generando una oleada de comentarios y críticas. LO importante es que hablen de una, aunque sea mal.