Compartir

Tras casi 13 años de matrimonio, una de las parejas más estables de Hollywood, Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones se toman un tiempo para evaluar hacia donde va su relación. “Catherine y Michael se están tomando un tiempo por separado para evaluar y trabajar en su matrimonio”, ha declarado un portavoz de la actriz, que ha señalado que este será el único comentario que realizará al respecto la protagonista de ?Chicago?.

Este comunicado confirma la información publicada por la revista ?People?. En ella, una fuente señalaba que se estaban “tomando una pausa”, pero que en ningún momento los dos estaban interesados en presentar una demanda de divorcio o separación legal. Y es que “el estrés ha hecho mella en su matrimonio”.

La pareja, que se casó en 2000 y tiene dos hijos, no ha sido fotografiada junta desde el pasado abril, y han sido vistos en vacaciones o en eventos por separado. El matrimonio ha tenido que hacer frente a unos años muy difíciles, con Douglas, de 68 años, luchando contra un cáncer de garganta y Zeta-Jones, de 43, recibiendo tratamiento por desorden bipolar.