Quantcast

Muere el escritor estadounidense Elmore Leonard a los 87 años

NUEVA YORK, EEUU (Reuters) – El escritor estadounidense Elmore Leonard, cuya capacidad para elaborar diálogos duros y realistas dieron vida a decenas de malos, policías y vaqueros en casi medio centenar de novelas, murió el martes a los 87 años tras sufrir una apoplejía el mes pasado, dijo su web.

“Elmore falleció esta mañana a las 7:15 a.m. en su casa, rodeado de sus seres queridos”, dijo la nota en la web elmoreleonard.com, sin dar más detalles.

Leonard, que empezó a escribir novelas del oeste cuando abandonó su trabajo en una agencia de publicidad en los años 50 antes de pasar a la novela negra, sufrió la apoplejía el 29 de julio.

Conocido por el mote “Dutch”, consiguió el éxito comercial en 1985 con la novela “Glitz”. Sus siguientes libros, “Cómo conquistar Hollywood”, “Un romance muy peligroso”, “Tiro mortal”, “Bandits” y “Dinamita para empezar”, salieron cada año y medio, aproximadamente, y fueron éxitos de ventas.

Se esperaba que su cuadragésimo séptima novela, “Blue dreams”, se publicara este año.

“No tengo ninguna razón para dejarlo”, dijo a Reuters en 2012, refiriéndose a su carrera. “Aún me lo paso bien escribiendo.

Hollywood ha adaptado varias de sus obras, y más de 25 de ellas se llevaron a la pequeña o a la gran pantalla. Entre ellas, la película “Hombre”, de 1967, con Paul Newman, mientras que “El tren de las 3.10 a Yuma” y “Golpe en Hawái” fueron adaptadas en dos ocasiones, cada una.

Productores y actores estaban tan deseosos de conseguir los derechos de sus libros que se sabe que acudieron a su casa en la fecha de la publicación de las nuevas novelas. Sin embargo, tanto los espectadores como el propio escritor solían estar descontentos con el resultado de las adaptaciones.

Leonard, que pasó gran parte de su vida en Detroit y sus suburbios, afirmó que muchos directores cometieron el error de estirar las tramas de historias que estaban impulsadas por los personajes.

Nacido en Nueva Orleans, a los 8 años se trasladó con su familia a Detroit, donde se volvió un apasionado de las historias de Bonnie y Clyde, y la lectura de “Sin novedad en el frente”, de Erich Maria Remarque, le llevó a querer ser escritor.

Elaboró un decálogo sobre cómo escribir que alcanzó la fama, con normas como “nunca abras un libro hablando sobre el tiempo”, “controla los símbolos de exclamación” o “trata de dejar fuera la parte que los lectores suelen saltarse”.

En noviembre de 2012 consiguió la medalla de la National Book Foundation por su distinguida contribución a las letras americanas, un premio otorgado a otros grandes de la literatura estadounidense como Norman Mailer, Gore Vidal o John Updike.

Comentarios de Facebook