Compartir

El incidente ocurrió en torno a las 14.00 hora local (21.00 GMT) cuando el Jaguar que conducía el comediante comenzó a echar humo.

Varias personas fueron hasta donde estaba el automóvil y ayudaron a Van Dyke, cuya identidad desconocían hasta ese momento, a salir antes de que las llamas calcinaran el coche.

“Él está bien, gracias a Dios”, comentó Arlene Van Dyke en un tuiteo en el que adjuntó un vídeo grabado con la aplicación de teléfono Vine, en el que se puede observar el estado del vehículo y al actor conversando con la policía.