Compartir

Saltó al vacío de la literatura sin saber muy bien dónde se metía y, tres libros, siete millones de ejemplares vendidos y medio centenar de traducciones después, Ildefonso Falcones (Barcelona, 1959) sigue a lo suyo, abstrayéndose de esa imagen de atípico best-seller que debutó bordeando los cincuenta y despachó la promoción de «La catedral del mar» en su bufete de abogados y asumiendo con naturali…