Compartir

La cantante colombiana Shakira interpuso una demanda contra su expareja Antonio de la Rúa por haberse apropiado sin su consentimiento de un total de 6.686.298 dólares (5.022.340 euros), entre cargos a las tarjetas de crédito de la artista, bonificaciones, transferencias y fondos. La demanda será resuelta próximamente, después de que fuera interpuesta ante un juzgado de Bahamas el pasado 31 de octubre de 2012, según los edictos publicados en la prensa de esa isla caribeña a los que Efe tuvo hoy acceso.

De acuerdo con los documentos, los demandantes son las sociedades de la cantante Carpe Diem, Light Productions y la propia Shakira, y en conjunto le reclaman a De la Rúa el dinero apropiado más intereses, los costos del proceso e indemnizaciones.

Las cantidades exigidas corresponden a la apropiación por parte de la expareja y exrepresentante de Shakira de un bono de 2 millones de dólares (1,5 millones de euros), de otro fondo valorado en 958.476 dólares (713.500 euros) y del cargo de 363.910 dólares (272.000 euros) en una tarjeta de crédito, al parecer gastados en viajes y fiestas con su nueva novia.

También reclaman la devolución de 500.000 dólares (375.500 euros) que fueron transferidos de las cuentas de Carpe Diem sin el consentimiento de la barranquillera para el desarrollo del proyecto inmobiliario Bonds Cay en Bahamas que resultó una estafa, iniciativa de la que Shakira nunca fue socia.

Esta es la respuesta de la artista a la campaña judicial que ha emprendido sin éxito De la Rúa para reclamar participaciones y bienes de Shakira al apelar a la relación laboral, además de personal, que les unió durante una década.