Compartir

El verano propicia momentos de introspección y en nuestra mente resuena el eco torturador de qué hemos hecho mal. En materia de autoayuda, no todo acaba en el Dios de la Harley, o esas obviedades de tan insoportable levedad. Para autoayuda, la Filosofía que realmente «consuela» y que hoy nos hurtan en los currículos escolares. Y para autoayuda «profesional», un filósofo de guardia que no le hace a…