Compartir

Argüello, embajador nicaragüense en Holanda y quien dirigió al equipo que defendió a Nicaragua en los litigios con Colombia y Costa Rica ante la CIJ, fue distinguido con el máximo galardón que otorga esa Alma Mater en reconocimiento “por su destacada labor en la defensa de la soberanía nacional”.

También por “sus aportes al derecho internacional y a la jurisprudencia” de la CIJ, con sede en La Haya, “legado histórico para juristas de Nicaragua y el mundo”, indicó la UCA en un comunicado.

Argüello Gómez, que recibió anoche la distinción de manos de la rectora de la UCA, Mayra Luz Pérez, es doctor en Derecho por esa Alma Mater desde 1970; y se desempeñó como coordinador de la Asesoría Legal de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional en el período de 1979-1980.

También fue viceministro de Justicia 1980-1982, ministro de Justicia 1982-1983 y embajador de Nicaragua ante el Reino de los Países Bajos desde 1983.

Fue miembro de la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya desde 1986 y Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la UCA en el período 1997-2000.

Desde el año 2000 se desempeña como representante residente ante la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y desde 2003 como gobernador alterno ante el Fondo Común de Productos Básicos.

Es embajador concurrente de Nicaragua ante el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y embajador permanente ante el Reino de los Países Bajos, donde además es “Decano del Cuerpo Diplomático” desde el año 2009.

“Su brillante participación en la defensa de los intereses soberanos de nuestro país, frente del equipo jurídico de Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia, de La Haya, en noviembre del año 2012”, en el caso con Colombia, “ha significado para Nicaragua un resultado histórico sin precedentes”, valoró la UCA.

El 19 de noviembre pasado, la CIJ definió los límites en el Caribe entre ambos países y dejó en manos de Colombia siete cayos del archipiélago de San Andrés, cuyas islas mayores ya se habían concedido a esta nación en 2007.

Sin embargo, también otorgó a Nicaragua una franja marina en esa zona que Colombia calcula en unos 70.000 kilómetros cuadrados y el país centroamericano en más de 90.000 kilómetros cuadrados.

Según la UCA, esa sentencia de la CIJ “coloca al doctor Argüello en un importante lugar de la historia de nuestra patria y demuestra que este experto jurista cuenta sin duda alguna con una visión de nación ejemplar”.

Argüello fue parte del equipo que logró que la CIJ condenara, el 27 de junio de 1986, los ataques con explosivos contra puertos y otras instalaciones de Nicaragua, realizados en plena guerra civil nicaragüense y financiados por Estados Unidos, por lo que ordenó al país norteamericano el pago de una millonaria indemnización.

También estuvo a cargo del caso con Honduras, que en octubre de 2007 la CIJ puso fin a un conflicto por límites fronterizos entre ambos países.

El doctorado honoris causa es la máxima distinción que otorga la UCA a aquellas personas de excepcionales e indiscutibles méritos, evidenciados en contribuciones significativas al progreso social, académico, cultural y científico de la nación y del mundo.