Compartir

La presentadora y productora de televisión estadounidense Oprah Winfrey fue víctima de un trato racista en una tienda de lujo durante su estancia en Zúrich (Suiza), donde asistió el mes pasado a la boda de Tina Turner.

En una entrevista concedida a Larry King en Ora.tv, la reina de los 'talk shows' estadounidenses ha señalado que una dependienta se negó a enseñarle un bolso, alegando que era “demasiado caro para ella”. “Le dije a esta señora: 'Me gustaría ver este bolso que está en el suelo', y me respondió: 'No, es demasiado caro'”, ha apuntado. La dependienta le explicó entonces que el bolso, de piel de cocodrilo, había sido creado para la actriz estadounidense Jennifer Aniston.

Oprah Winfrey contó a Larry King que le dieron ganas de reírse y de comprar toda la tienda como en la película 'Pretty Woman' pero se dio cuenta de que eso le habría proporcionado una comisión a la dependienta. Según la revista 'Forbes', Oprah Winfreh tiene una fortuna estimada en 2.800 millones de dólares.

Suisse Turisme se disculpa

Trudie Götz, la proprietaria de la cadena de tiendas de lujo Trois Pommes, argumenta que lo ocurrido fue un malentendido. “Mi vendedora quiso ser muy amable. Le explicó que se trataba de un bolso de 35.000 francos suizos y que le podía mostrar otras versiones menos caras en piel de avestruz, en cuero y en terciopelo”, ha aducido. Götz no contempla ninguna sanción disciplinaria contra la vendedora. “Es una vendedora muy cualificada. Trabaja también en la boutique de Saint-Moritz y está acostumbrada a tratar con clientes prestigiosos”, ha manifestado.

Mientras tanto, Suisse Turisme, un organismo público que promueve el turismo en Suiza, ha pedido disculpas a Oprah. La vendedora que atendió a la celebridad “tuvo un comportamiento inapropiado” y “lo sentimos”, ha escrito la organización en su cuenta de Twitter. Varios medios de comunicación también han lamentado la impresión que Oprah se llevó de Suiza. Para la prensa helvética, lo ocurrido con la estrella de la televisión estadounidense empaña fuertemente la imagen del país en el exterior.