Compartir

Taylor Swift ha dejado 500 dólares de propina en un restaurante italiano en Filadelfia, después de cenar allí junto a los cantantes Ed Sheeran y Austin Mahone. La cena costó 800 dólares y la propina solamente se quedó a 300 dólares de igualar el total del coste.