Compartir

Pasan los días, crecen los rumores, aumentan los periodistas y curiosos asentados a las puertas del Hospital de St. Mary's, pero nada: no hay noticia alguna del alumbramiento del primer hijo de Kate Middleton con el Príncipe Guillermo. Y eso que ayer la prensa británica coincidia en publicar a voz en grito que la Duquesa de Cambridge había sido trasladada al susodicho hospital.

Las alertas saltaron cuando la Reina Isabel II, que se encontraba asistiendo a un partido de cricket, abandonó su asiento abruptamente. Luego, se acrecentaron las medidas de seguridad en torno al hospital. No obstante, la Casa Real británica no ha confirmado que el movimiento si el movimiento responde a que la Duquesa se encuentra ya ingresada, o bien a un posible traslado de los Duques de Cambridge para encontrarse más cerca del hospital.

En realidad, ni la pareja ni la Casa Real han confirmado nunca cuándo estaba previsto que naciera el bebé, limitándose a apuntar que sería “a mediados de julio”.