Compartir

“No sé muy bien dónde estoy ni lo que ha pasado, necesito tiempo para asimilar esto”. Ya se puede acabar el mundo para Rafa Blas (Isso, 1987), porque el joven albaceteño que trabajaba de albañil va a ver cumplido su sueño de grabar un disco. El ganador de 'La Voz' no termina de creerse el éxito que se le ha venido encima, después de llevarse el concurso entonando el mítico tema de Queen 'Show must go on'. Más de cinco millones de espectadores (37% de 'share') siguieron en Telecinco la gran final, que se prolongó hasta las dos de la madrugada de ayer. Blas grabará su disco con Universal, el mismo sello con el que trabaja David Bisbal, su “orgulloso” coach.

? ¿Qué siente uno cuando queda el primero entre los 13.500 que se presentaron?

Cuando Jesús Vázquez dijo mi nombre no me lo podía creer, sentí algo indescriptible y abrumador. Estoy viviendo una auténtica maravilla. Tengo muy claro que haber ganado no me va a cambiar, siempre seguiré siendo yo mismo, un tipo sencillo.

? ¿Qué cree que le ha convertido en ganador?

No lo tengo muy claro, desde el principio lo he dado todo, me he esforzado mucho y no lo he tenido nada fácil por el nivel del resto de concursantes. Pero gran parte del mérito es de mi familia, ellos me metieron aquí.

? ¿Dónde ve el hueco en el mercado para su nuevo disco?

Ahora mismo solo pienso en trabajar muy duro y no he decidido el camino a seguir. Aunque sí tengo claro que no quiero perder mi estilo ni mi estética. He creado composiciones muy buenas que hablan de nostalgia y de amor, solo necesito un buen productor que les dé forma.

? Hablando de estética, ¿se cortaría la melena si se lo pidiera la discográfica?

Jamás. Mi pelo es mi seña de identidad y no pienso cambiármelo a no ser que yo lo decida, es parte de mí. La gente puede ver raro mi look, pero creo que gracias al programa se van a acabar los estereotipos. España es 'heavy'.

? ¿Teme el salto a la fama?

No tengo ningún temor, ni al éxito ni al fenómeno fan. Mi mujer y yo estamos muy seguros de que seguiré siendo el mismo, no permitiré ni que lo bueno me suba ni que lo malo me baje.

? ¿Le asusta que la crisis pueda frenar su despegue?

Prefiero no pensarlo, soy consciente de la mala situación que estamos atravesando. Pero yo llevo trabajando desde pequeño, empecé con mi padre en la construcción y luego en una empresa de felpudos, soy un currante. Pido solidaridad para la gente que lo está pasando tan mal.

? Deje volar su imaginación, ¿con quién le gustaría pisar un escenario?

Aparte de con mi 'coach', David Bisbal, me encantaría actuar con el grupo Iron Maiden, son mis ídolos desde que era pequeño. Dicen que soñar es gratis, ¿no? Pues por soñar que no quede.