Compartir

Penélope Cruz apura al máximo los últimos días en Madrid antes de dar a luz a su segundo hijo, del que todavía se desconoce el sexo. A la espera del feliz acontecimiento, la conocida actriz se ha dejado ver disfrutando de una animada comida en un restaurante de las afueras de la capital en compañía de su madre, Encarna Sánchez, y de su hermana Mónica junto a su hija Antonella, de mes y medio de edad.

Han sido pocas las ocasiones en las que 'la musa de Almodóvar' se ha dejado ver en Madrid. Penélope abandonaba su reclusión en su residencia para acompañar a su hermana Mónica hasta el hospital Rúber Internacional donde dio a luz a su primer hijo, una niña nacida por inseminación artificial. De hecho el Hospital Ruber Internacional habría confirmado que tienen todo listo para el ingreso de la actriz. Más tarde también se dejaba ver su marido, Javier Bardem, quiso también quiso interesarse por la recién estrenada mamá y su bebé.

La afamada actriz lucía un vestido multicolor de estilo hippie que realzaba su avanzado estado de gestación. En otro de los vehículos viajaba su hermana Mónica junto a la pequeña Antonella, que descansaba plácidamente. Junto a ellas viajaba una niña de corta edad. Ante la presencia de fotógrafos, la joven decidió cubrir a la pequeña con una toalla, muy celosa de su intimidad, evitando que pudieran captar una imagen de su niña.