Compartir

La escritora británica Jane Austen se convirtió en un antídoto contra los problemas mentales surgidos tras los traumas vividos durante la I Guerra Mundial. Así lo ha asegurado la doctora Paula Byrne, de Oxford.«A las víctimas en estado de shock de la I Guerra Mundial les prescribían las lecturas de Austen como antídoto para evitar problemas mentales. También era leída en las trincheras», ha afirma…